19 de mayo de 2010

Me duele la cabeza

Como me ha encantado observarte esta tarde ,  en el mismo escenario, las mismas viviendas algo deslucidas eso si, la heladeria de siempre,  el mismo chico de las hamacas que cuando puede te saluda. pero eso si parece que los años no pasen ni por el escenario ni por los edificios ni por ese chico.
Pero por nosotras en cambio, si...