22 de mayo de 2010

EL DICHOSO IMPULSO


Hoy me encuentro sin nada que escribir.
Mi mente, la condenada me juega muy malas pasadas.