16 de mayo de 2010

Cobarde


Durmiendo con el maquillaje de la noche anterior...  sólo se me ocurre llorar, y tú no haces nada.
Te quedas ahí plantado mirándome o me das la espalda en la cama,  típico...
Cuando quiero sentirte, abrazarte, olerte, ver tus ojos, y ruborizarme pegar mi cuerpo desnudo al tuyo, sentir tu aliento y que me preguntes ¿qué me pasa? Y así dejaré de llorar.