1 de febrero de 2010

Grammys 2010

Dónde lo supuestamente mediocre llega a ser espectacular. Dónde lo grandioso supera lo previsto.
 Porque sólo la música consigue hacer este tipo de cosas.