15 de agosto de 2011

PICS

He vuelto de mis breves pero intensas pero repito merecidisimas vacaciones estivales y aún siguen, porque no estoy trabajando jajajaj, y aunque suene un poco feo decirlo y más en estos tiempos, se está tan bien sin trabajar y más en dónde estaba trabajando.
Llevo quince días sin pisar aquello y he ganado algo tan importante: TIEMPO, para mi, para mi gente...
Me he dado cuenta que no vivía, que sólo trabajaba. Si tenía mi recompensa económica y buena por cierto, pero ¿Es que acaso  la disfrutaba? 
NO a ese tipo de trabajos no... Sé que hay necesidades lo sé, pero ante todo somos personas y merecemos un trabajo digno, porque ante todo somos personas.