21 de diciembre de 2010

LOLA



Lola, tú ya no estás sóla...

Creo que el amigo de tu amor platónico se ha acordado de ti en esta canción, ¿no crees? Es perfecta para ti.
La escucho y me transporta a todos los buenos momentos vividos contigo, las dos buscando y requeriéndo lo mismo, pero sin enconrar las herramientas adecuadas para ayudarnos, encontrabamos los materiales deteriorados y nos haciamos daño mutuamente. ¿Por qué? Cuando lo único que queríamos y queremos es protegernos del dolor.

Siempre fuiste dócil pero con apariencia de fragilidad, la representación que siempre he  tenido de ti es de pánico, miedo a que esa fragilidad liquidara sus días y te rompieras. Esa inseguridad te desnudaba ante el peligro,no sabes lo que es sentirse valorada,  lo que es disfrutar de un largo paseo por la playa mientras tu perro corretea contigo, esa sensación de libertad, de despreocupación por cosas banales, te aseguro que no sabes lo que es eso, ningún dinero del mundo recompensa todo eso.  

Siempre te he observado, no como ejemplo porque ni tu misma te mereces el modo de vida que llevas. Pero no podía dejar sola a la persona más importante de mi vida, porque como dice la canción te han dejado sóla, pero tu hija jamás.
Pero como he dicho antes, si utilizamos materiales deteriorados y con ellos me haces daño, cuando lo que intento es sacarte del pozo, lo siento pero eso no es quererme, eso es ser egoísta.