24 de mayo de 2011

Las golosinas de Lady Di


Aquí estoy siguiendo el baile inútil del mosquito que hay sobre la pantalla de mi portátil, y  sí se que es sábado y también sé, que es cerca de las 3 de la mañana, y puede que tenga mejores cosas que hacer, que ponerme a escribir un sábado por la noche, pero lo cierto es que... es mi mayor placer.
Ponerme el pijama, coger mi taza con colacao y empezar a escribir hasta que me duela la cabeza. Plasmar todo lo que pienso, siento, lo me gustaria sentir,  no sentir o que no debería de sentir. En fín un laberinto de sentimientos que necesitan ver algo de luz.
Mientras la mayor parte de España está ahora mismo manifestándose, "la spanish revolution" en acción, cuestionándose el futuro de España, yo me cuestiono el mio propio que bastante tengo con él.
Al mismo tiempo que cuestionaba mi vida, me tomaba un yogur como si del último producto de la nevera se tratara, cuando habian 20 yogures más. Sí llevo varias semanas con la ansiedad en alerta roja, ahora mismo está en color rosita tirando a  fucsia jeje. 
Me estoy comiéndo el yogur y no me sacia. Esta noche cuando me lo estaba comiéndo,  me estaba haciéndo esa pregunta, ¿por qué esa ansiedad tan feroz?, Cuando sé como frenarla, cuando decir NO, como hacerlo, mi recompensa... Pero no, siempre se apodera de mi, esa sensación de agobio,  sola y buscando comida que nunca encuentro.¿Necesitaré golosinas? 
Las golosinas de Lady Di. Sí, creo que son perfectas para mi, nunca debí de haberlas dejado olvidadas  en aquel cajón. Porque forman parte de mi kit de supervivencia mental.