18 de enero de 2011

Maniquí de por vida

Hoy termino el día abatida, realmente mal. Cuando ves las cosas tan negras es que llega un momento en el que necesito oxígeno, porque no puedo más. Cuando piensas que alguien te quiere que de verdad le importa lo que te pasa, y lo mejor de todo cuando encuentras a ese alguien es como si parara el mundo. Yo lo he dado todo, mi tiempo, mis pensamientos, mi experiencia vivida, mi amor, el que no me profeso a mi misma, he dado hasta mi último aliento. Quería verte feliz, porque me veía en ti en contadas ocasiones, y no queria que terminaras siendo una desgraciada como yo, porque es lo que soy.
Me vais amputando piernas, manos, brazos y yo nosé como coño apoyarme mañana cuando me levante y vea el estado tan desolador que hay en mi nueva "hogar", dónde sigue reinando el silencio y cuando no, las discusiones que no llevan a ninguna parte.
Yo creía en ti, en lo que me dabas, en tu mirada cuando me decias que me querias si, la veia bien y yo sentia que eras sincera, que no me ibas a hacer este daño tan grande que siento ahora mismo, dandome cuenta de lo mucho que te quiero.
Nosé que va a ser de mi, pero lo único que sé es que mi vida no merece la pena.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sé que no hablamos como antes, pero PASA DE LA GENTE, y que te sirva de escarmiento.
Por cierto yo nosé si será photoshop o que pero estás guapisima. jajajaja
Y a seguir luchando.
héctor

Patricia Gómez Beltrá dijo...

hola mi vida, ya hablamos vale?? que no llevo un buen dia, y gracias