22 de septiembre de 2010

Curve-à-porter Las Curvas no son Aptas en Milan




 La moda siempre ha ejercido un papel imporantísimo en la sociedad, muchas mujeres nos vemos reflejadas en ella o al menos lo intentamos, y algunas lo soñamos. Por lo tanto llega a jugar un papel transcendental.
Y más cuando no eres una mujer segura de ti misma y convincente de los valores que tienes.
Lo que ha ocurrido en Italia es un despropósito y es una puerta de entrada como bien diría una confidente amiga mía, a los trastornos e inseguridades  humillando a  personas con talla 44. Y estoy un poquito hasta los cojones, lo siento por hablar mal pero es que me parece patético.
 Yo adoro lo que es pasarme el día entero de compras, es más creo que es antidepresivo ajaja, combinar ropa con accesorios, aconsejar a mis amigas, y ellas a mi,  el mundo de la moda me encanta!  pero lo siento, el mundo esqueletico andante no. Porque es ANTI-FEMENINO, y la moda debe representar en este caso a la mujer, tanto en la talla 38, 40 como en la 42, 44. Y reconozco que en su día quise llegar a ser así,  y en parte por culpa de las exigencias del mundo de la moda, porque lo idealizas de tal manera que quieres ser como esas modelos que no tienen rostro. Y aunque sea su trabajo, lucen una imagen completamente anorexica. Porque una 36 o peor aún una 34, y la 32 mejor que hable con su médico, aunque aún las vendan en tiendas como berskha son consideradas para niñas de 14 años. No hay excusas que valgan, que me las conozco todas.

Sinceramente yo creo que la cosa va a ir a peor...