21 de junio de 2010

Sin motivos

Cuando excasean los motivos, abundan las ganas de dejarlo todo, de retroceder de agachar la cabeza de mirarte al espejo y darte cuenta de que por más que lo intentes no hay recompensa.Temo estas situaciones, y no entiendo porque me toca pasarlas, porque llego hasta el punto de sentirme olvidada, perdida  y lo peor, sin ser consciente de mis actos.
Cada vez el egoismo choca más a mi persona, me niegan la mano, o simplemente ni veo manos, solamente las mias. Y aveces me fallo a mi misma. Gente ambiciosa caminando por la calle mirando sus propios objetivos, solamente se ven a ellos mismos.
No tengo motivos para seguir adelante, para vivir, no tengo alegrias, en realidad no me dan alegrias, todo lo que me rodea es un cúmulo de infortunio total, y no se trata de desamores ni nada por el estilo, ojalá fuera una tontería de esas, es mi vida, soy yo que no soy feliz viviendo, por más que lucho por mi familia, por mi gente, por todo, mi vida es un auténtico fracaso.

8 comentarios:

hector, quien sino dijo...

ya empezamos a desvariar?
tu vida no es un desastre, solo que te toca ser un poco más fuerte que el resto, ya llegará el dia en que se pase todo, paciencia

Anónimo dijo...

Tienes el sindrome del artista... toda tu creatividad, tu curiosidad y tus ganas de aprender siempre llegan a un punto en que te das cuenta de esas cosas que son así y no se pueden ni deben cambiar por unos pocos, te toca aguantar y pensar en un bien mayor que supongo que será el bien de la "masa" por muy injusto, egoista y estupida que sea. Eso sí, te puedo asegurar que en el momento que encuentres algo a lo que ilusionarte todo pasará y se te olvidará lo pasado.

Patricia Gómez Beltrá dijo...

oioioi me ha encantado este comentario, pero nosé quien ereeeees?? manifiestateeee jejejej

y tu héctor gracias cariño!!!
Entiendeme vale?

Kelevra dijo...

"Cuando excasean los motivos" hay que buscar nuevos. El problema es que en situaciones así necesitamos algo nuevo y bueno ¡ya!, porque el agobio de la nada y el silencio enquista todo lo que se toca; y sin embargo esos nuevos motivos suelen tardar en dar su recompensas.

Imagino que a todos nos llegará un día donde lo sufrido y lo sacrificado dé sus frutos y todo se pinte de mil colores... pero hasta entonces, habrá que tratar de aguantar y empujarnos los unos a los otros cuando pensemos que nos vamos a caer.

Un beso

Jordi dijo...

uy uy lo puse como anónimo :-), soy el hermano plasta de Raquel que he entrado en el blogpara ver fotos artísticas y me encuentro con esto :-( y ya sabes que todo pasa por fases y dentro de nada eufórica ...

Patricia Gómez Beltrá dijo...

ohhhhhhhhh como que te encuentras con estoo????
jajajajajajaj, ñassss
bueno gracias por entrar y comentar, mi blog se caracteriza realmente por mis escritos acerca de mis sentimientos y mi lucha por seguir adelante, un poco rollo?? nosé es lo que me gusta hacer

un beso xinet

Jordi dijo...

uyuy no he medido mis palabras no queria menospreciar tu obra... me refería a que te he encontrado bastante desilusionada en este momento, solo eso, disculpa si me he expresado mal ;-P

Patricia Gómez Beltrá dijo...

jejejej